Qué es un aval bancario y como puedo conseguirlo

Qué es un aval bancario y como puedo conseguirlo

Un aval bancario es un requisito obligatorio en algunos trámites bancarios

Entre otras cosas un aval bancario no es otra cosa que una garantía por la que una entidad  bancaria se compromete a responder en el cumplimiento de una obligación ante un tercero

Al adquirir un préstamo, casi siempre exigen un aval bancario como parte de los requisitos o una carta aval; entonces debemos explicar que un aval bancario es una operación que  garantiza, en este caso como hablamos de un aval bancario; el banco garantiza; que se compromete a responder por el cumplimiento de una obligación del avalado, en otras palabras, el banco responde por el compromiso adquirido por el cliente, en caso de que el avalado no alcance a cumplir con la deuda adquirida o el compromiso adquirido.

Resulta frecuente que  las obligaciones garantizadas consisten en la cancelación de una determinada cantidad de dinero, si bien, pueden emitirse avales en garantía de otras obligaciones

No deja de ser un riesgo para la entidad bancaria otorgar un aval,  como respuesta o compromiso ante un préstamo.  Supone un riesgo porque se tratad e un negocio y todo negocio o transacción conlleva riesgos que se deben asumir;  y un  aval no supone un desembolso inmediato de dinero por parte del banco a favor del beneficiario del aval, pero sí en un futuro, Ya que si dicho beneficiario lo ejecuta, o sea, reclama el cumplimiento.

Al acercarse  ese momento el banco, que ha cumplido ante el beneficiario del aval, le solicitará  al cliente que le reintegre el préstamo, o sea, la cantidad de dinero

La entidad bancaria  en estas operaciones se compromete a cumplir,  si el cliente no  logra cumplir con la obligación que hubiera contraído frente al beneficiario. Puede ser o no de carácter financiero el pago de la obligación que se garantiza.

Para el cliente, o sea, el avalado, disponer de un documento de aval  le permite cumplir con las exigencias del beneficiario, derivadas de una relación comercial ya sea un contrato de compraventa de bienes, una ejecución o licitación de obras, entre otros trámites.

Para la entrega de un aval por parte del banco

Para la entrega de un aval bancario por parte de la entidad financiera se requiere  que el cliente formalice ante notario una Póliza de Cobertura de Garantía Bancaria, o en su defecto,  una Póliza de Cobertura para Límite de Garantías Bancarias si se van a formalizar varios avales.

En estas pólizas  se regulan las relaciones entre el banco y el avalado derivadas de la garantía bancaria prestada, las garantías bancarias comprende el pago de las comisiones, intereses y gastos estipulados, reembolso de las cantidades que el Banco haya pagado producto de la garantía.

Tipos de avales

Existen dos tipos de avales; los financieros y los técnicos

Avales financieros

Son todos aquellos  donde  el banco se compromete a cancelar  una determinada cantidad en caso de que el avalado no logre cumplir con la deuda.

Avales técnicos

Se trata de aquellos avales en donde  el banco responde en caso de incumplimiento de compromisos distintos de una obligación de pago, que tiene su avalado.

Todas estas obligaciones financieras se tramitan  ante organismos públicos o ante administraciones, aunque también puede ser ante otros terceros, y el banco debe responder por el incumplimiento de los compromisos que el avalado tuviera frente a dichos terceros, contraídos por motivos tales como participaciones en concursos o licitaciones, ejecuciones de obras o suministros, buen funcionamiento de maquinaria vendida, en supuestos de recursos administrativos, entre otros.

Los avales más frecuentes

Son los mas frecuentes y comunes los avales bancarios exigidos en el caso de alquileres de vivienda; aquí  el arrendador solicita al arrendatario un aval correspondiente a un número determinado de mensualidades, para asegurarse de manera anticipada el pago de las mismas en caso de que el arrendatario no lo haga en el momento exigido.

También existe la figura de los preavales

 En los preavales  el banco adquiere  el compromiso de facilitar el aval definitivo a la persona o entidad que lo solicite y a favor del beneficiario de la garantía, siempre que se cumplan y respeten las condiciones establecidas en el  compromiso adquirido, y estas  no dependerán, en ningún caso, de la voluntad del banco.

Los avales pueden ser definidos o indefinidos

El banco recibe  determinadas comisiones, en función del plazo, el tipo y el riesgo del aval, como contrapartida del riesgo contraido. La duración del aval  es uno de los aspectos más importantes del mismo  ya que delimita la validez temporal de la garantía otorgada por la entidad bancaria

Entonces tenemos que los avales bancarios son necesarios en muchos trámites que una persona o cliente requiera realizar ante una entidad bancaria

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *