Conoce más acerca de la Tasa Anual Equivalente (TAE)

Conoce más acerca de la Tasa Anual Equivalente (TAE)

La TAE es un tipo de interés

Indica el coste o rendimiento efectivo de un producto

En esta oportunidad analizaremos sobre La TAE  o lo que es lo mismo, la Tasa Anual Equivalente o  como se le conoce también, la Tasa Anual Efectiva; pues esta TAE no es más que  el tipo de interés que indica el valor o rendimiento efectivo de un producto; es muy utilizado como tipo de interés referencial  para homogeneizar la variedad y condiciones de operaciones de préstamo y crédito cuando estamos al frente de diferentes períodos de liquidación, gastos y  comisiones

Calculo de la Tasa Anual Equivalente

 Se  representa como un porcentaje y su cálculo  es de acuerdo a una fórmula matemática normalizada que toma en cuenta el tipo de interés nominal de la operación, la frecuencia de los pagos que pueden hacerse de manera mensual, trimestral, las comisiones bancarias y algunos gastos de la operación.

De que se trata la TAE Variable

La TAE Variable ocurre cuando en los préstamos o créditos a tipo de interés variable no es posible conocer la evolución futura del tipo de interés, por lo que la TAE de ese producto se calcula suponiendo que el tipo se mantiene en el valor que tiene en el momento del cálculo. Siendo la expresión a utilizar por las entidades  bancarias la “TAE Variable”, y la institución bancaria   indicara  que esta solo tiene efectos informativos y que variará con las revisiones del tipo de interés.

Como se relacionan las Hipotecas y Euríbor

El euríbor es un término clave a tener en cuenta al comprometerse con una hipoteca ya que  condicionan en gran medida las cuotas mensuales. Para muchos es novedoso el termino euríbor, pero desde estas líneas podemos decirte que el termino euríbor proviene del acrónimo Euro Interbank Offered Rate y es el tipo de interés al que gran entidades bancarias se conceden préstamos a corto plazo entre sí, por lo que presenta un comportamiento fluctuante, o sea, mostrando ascensos y descensos de manera  constantemente.

Este comportamiento  constante del euríbor es la que permite definir la variación de la cuota a hacer frente, que suele ser revisada semestral o anualmente. La conectividad entre las hipotecas y el euríbor diario es tan próxima que el interés de estos productos depende de forma decisiva de este índice de referencia.

Comportamientos altos y bajos del euríbor en las cuotas de la hipoteca

La relación entre hipotecas y euríbor depende normalmente del euríbor a doce meses, aunque también es factible a seis meses. Si este registra ascensos, las cuotas de las hipotecas a tipo de interés variable se incrementan porque están supeditadas al comportamiento de dicho índice. Si el euríbor desciende, entonces las cuotas hipotecarias también muestran un descenso.

Hipotecas de interés mixto, fijo y variables

Como ya lo hemos mencionado con anterioridad, existen tres tipos de hipotecas, aquellas con intereses fijos, las de interés  mixtos y las  variables. Las de interés variables suelen ser las mas utilizadas por las entidades bancarias españolas; siendo así que la diferencia entre adquirir una hipoteca a interés variable y una a interés fijo radica en la inclusión de un diferencial fijo sumado al euríbor en la hipoteca a interés variable, comparada en cancelar   una cantidad fija de forma permanente en el tiempo en la hipoteca a interés fijo.

Otros factores a considerar aparte del euríbor

Aplicando el euríbor, en las hipotecas con interés variable, siempre se debe tener en cuenta el diferencial que se aplica al mismo. El diferencial fijo, que establece el banco, añadiéndose  al euríbor variable, es parte del tipo de interés. La entidad bancaria lo fija en las condiciones de contratación y suele ser diferente de una entidad a otra.

¿Qué es la subrogación de una hipoteca?

La subrogación de una hipoteca, no es mas que  una modificación sobre alguno de sus factores, puede ser una subrogación de deudor, o de acreedor.

subrogación de deudor

Esto significa que simplemente se procede a cambiar el titular de la hipoteca, esto ocurre  cuando adquirimos una casa que se encuentra  hipotecada; en este caso le tocaría  al banco,  admitir  o no, al nuevo deudor y para esto realizará un análisis  de riesgos, los mismos que se llevan a cabo en cualquier concesión de préstamo. Así  podemos asumir la deuda ya existente sin tener que realizar nuevo pago de impuestos por esta subrogación, aunque sí corre de nuestra cuenta los gastos que supone  la subrogación como lo son los oficios honorarios del personal como el  notario, la gestoría, el registro y una comisión de subrogación que se firmó en el momento de iniciar la hipoteca.

La subrogación de acreedor o entre entidades

No es otra cosa que  cambiar nuestra hipoteca de un banco a otro; de esta manera,  el cliente recibe  una mejora en las condiciones de su préstamo, sin necesidad de cancelarlo y formalizar uno nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *